Chile y Región apuesta a la energía limpia para reactivar la economía post pandemia

Se trata de iniciativas de largo plazo, de ahí la importancia de que entes inversores estén ingresando proyectos, de manera de adelantar tramitación y contar con los permisos para iniciar obras con miras al 2021 y 2022.

Según información del Servicio de Evaluación Ambiental entre enero y mayo ha ingresado un 55% más de proyectos a evaluación (34 versus 22), por un monto total de US$948 millones, esto es, un 108% más alto que en igual periodo de 2019, previo a la crisis política-social y de la propia pandemia.

Por otro lado, desde la seremi de Energía, informaron que, al primer semestre, la inversión del sector representa el 75% de la inversión proyectada para la Región, por un monto de US$1.083 millones.

Con todo, es un panorama esperanzador para el gerente general de la CPC Bío Bío, Ronald Ruf, quien recordó que se trata de inversión proyectada, pero el volumen que se está viendo, permite avizorar que más allá de cuántos de los proyectos llegarán a construirse, igualmente varios se concretarán, con todo el efecto multiplicador que ello conlleva, marcado por más alternativas laborales y generación de cadenas productivas.

En momentos de pandemia, cuarentenas en muchas ciudades del mundo y de proyecciones económicas poco favorables para prácticamente la totalidad de los países, estos números llegan como cifras alentadoras, y se prevé que Chile en general es la nación que más puede tomar ventaja. De hecho, el propio Presidente Sebastián Piñera, entregó luces sobre que nuestro país es fuerte en recursos renovables y energías del futuro, invitando a capitales extranjeros a invertir precisamente en energías limpias en Chile, entregándole gran importancia en la reactivación económica del territorio.

‘Cada vez somos más protagonistas. Ya no lo decimos solamente nosotros, que somos parte de la industria, sino que también el mismo Gobierno reconoce las bondades que tiene nuestro país tanto en términos climáticos como geográficos, así como una industria establecida, madura, lista y preparada para recibir inversiones’, dice el CEO de Solek Chile, Víctor Opazo Carvallo.

El escenario apunta a que la misión actual de las energías limpias no es tan solo la ambiciosa meta de la descarbonización total para el año 2050 en Chile, sino que, además, ser la punta de flecha de una recuperación económica que podría traer como resultado un Chile más verde.

Cabe destacar que el seremi de Energía de la Región del Bío Bío, Mauricio Henríquez, declaró que es posible que la Región cuente con su matriz 100% limpia al 2050, fecha que podría adelantarse al conocerse los planes de cierre anticipado del complejo carbonero Bocamina.
 
Fuente: Nexnews.cl
es_ESSpanish